Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

El Poder de la Mente

-???-


Cómo controlar la mente

El poder de la mente > Mente. Concentración, relajación y meditación

Es posible que en un momento u otro hayas tratado de controlar tus pensamientos y controlar la mente.

A través de libros de autoayuda, tal vez realmente trataste de "ser positivo" y "expulsar la negatividad." Incluso es posible que hayas trabajado en esto durante un tiempo. Pero tarde o temprano, es probable que te encontraras de nuevo en el punto de partida.


Cómo controlar la mente, en lugar de dejar que te domine

Para disfrutar de una buena salud, para traer la verdadera felicidad a tu familia y para llevar la paz a todos, uno debe primero disciplinar y controlar la propia mente. Buda

Estoy aquí para decirte que hay otra manera de convertirte en el dueño de la propia mente, con habilidad y dirigiendo la mente para vivir en armonía con el cuerpo y el espíritu.

Si sigues los seis pasos siguientes, siempre serás el dueño de ti mismo.

Paso 1 para controlar la mente: escuchar y reconocer

Como todos los buenos líderes, vas a tener que escuchar a tu empleado descontento, y reconocer que te estás tomando en serio su mensaje. Las mentes, como las personas, pueden relajarse y dejarse llevar cuando se sienten escuchadas y comprendidas. Practica la gratitud y agradece a tu mente su contribución. "Gracias, mente, por recordarme que si no tengo éxito en hacer más ventas, podría ser despedido." "Estas son áreas importantes de la vida, y tengo que prestarles atención y hacerlo lo mejor posible para aprovechar cada oportunidad que se presente. También tengo que aprender de las experiencias del pasado, así que no tengo que seguir cometiendo los mismos errores".

Paso 2 para controlar la mente: haz las paces con tu mente

Puede no gustarte lo que hace tu mente o la forma en que se comporta. De hecho, a veces toda la negatividad puede ser francamente irritante. Pero estos son los hechos, estás atascado y no puedes (o no quieres) lobotomizar sólo la basura. En el libro, La Trampa de la Felicidad, el Dr. Russ Harris utiliza el ejemplo de los israelíes y los palestinos para ilustrar su relación con los pensamientos negativos de su mente. A estos dos viejos enemigos no les gusta el modo de vida de cada uno, pero están peleados entre sí. Si hacen la guerra, el otro lado se venga, y más gente se lastima y más edificios quedan destruidos. Ahora tienen mucha menos energía para concentrarse en la construcción de la salud y la felicidad de sus sociedades. Vivir en paz permitiría a estas naciones construir sociedades más saludables y prósperas. Haciendo la paz con tu mente - aceptando que los pensamientos y sentimientos negativos estarán allí - es saber que no puedes controlarlos, pero puedes permitir centrarte en tus acciones en el momento presente, para que puedas seguir adelante con tus más importantes. No tienen por qué gustarte los pensamientos o estar de acuerdo con ellos - sólo hay que dejar que ellos estén allí en el fondo de tu mente -, mientras sales y haces cosas.


Cómo controlar la mente, en lugar de dejar que te domine


Paso 3 para controlar la mente: haz realidad la idea de que tus pensamientos son sólo pensamientos

La mayoría de las veces no "vemos" nuestras mentes. La sentimos como parte de nosotros. El Dr. Steve Hayes , fundador de la Terapia de Aceptación y Compromiso , utiliza el concepto de estar "fusionado con tus pensamientos" para ilustrar esta relación. Fusionar significa estar pegados e indiferenciados. Te sientes como tus pensamientos y los aceptas incondicionalmente como la verdad sin realmente mirarlos. "Estoy pensando que soy un fracasado y aburrido, por lo tanto, debo ser un fracasado y aburrido". Este tipo de lógica simplista parece prevalecer, porque no podemos ver nuestra propia mente, así que tenemos dificultad para salir fuera de nosotros mismos y conseguir la perspectiva de un observador objetivo.

En la actualidad, nuestros pensamientos están pasando, los acontecimientos mentales, influenciados por nuestros estados de ánimo, estados de hambre o el cansancio, la salud física, las hormonas, el sexo, el tiempo, lo que vimos en la televisión la noche anterior, lo que comimos para la cena, lo que hemos aprendido como niños, y así sucesivamente. Son como los hábitos mentales. Y, como cualquier hábito, que puede ser saludable o no, se puede cambiar. Al igual que un adicto a la televisión no puede levantarse y correr un maratón de inmediato, no por arte de magia podemos apagar nuestros ciclos de pensamiento/sentimiento negativo sin hacer una práctica repetida y un esfuerzo considerable. E incluso entonces, nuestras amígdalas hiperactivas seguirán enviándonos a veces cosas negativas.

Paso 4 para controlar la mente: respeta tu propia mente

El dicho de "conoce a tu enemigo" es aplicable también a nuestra relación con nuestras propias mentes. Al igual que un buen líder pasa su tiempo paseando por las oficinas, conociendo a sus empleados, así que tenemos que dedicar tiempo para conocer cómo funciona nuestra mente en el día a día. Llámalo mindfulness, meditación o tiempo de silencio. El tiempo dedicado a la observación de la mente es tan importante como el tiempo dedicado a hacer ejercicio. Cuando intentas enfocar tu mente hacia dentro y observar el ritmo de la respiración o en los árboles y las flores cuando caminas en la naturaleza, ¿qué hace tu mente? Si es como la mía, que se paseará por todas partes, sobre todo con viejas preocupaciones o problemas no resueltos de la jornada. Y, si no se controla, puede sacarte de la tranquilidad del momento presente y levarte a una espiral de preocupación y miedo.

La atención plena no sólo te involucra para que notes que tu mente se va cuando se distrae, sino que también te trae suavemente de vuelta a la concentración en la respiración, comer, caminar, amar o trabajar. Al hacer esto varias veces durante meses o años, se empieza a practicar el no depender de la mente. Como un buen jefe, empiezas a conocer cuando tu mente está desprotegida o gira sus ruedas y suavemente puedes guiarla para volver a tu programa.


Cómo controlar la mente, en lugar de dejar que te domine


Paso 5 para controlar la mente: entrenar a tu mente para volver a cablear el cerebro

Hay un viejo y bastante sabio refrán, "somos lo que repetidamente hacemos." A esto, yo añadiría "nos convertimos en lo que pensamos en repetidas ocasiones." Durante largos períodos, nuestros patrones de pensamiento han sido grabados en los miles de millones de neuronas en nuestros cerebros, conectándolos entre sí en patrones únicos y arraigados. Cuando ciertas vías cerebrales, las conexiones entre los diferentes componentes o ideas, se repiten con frecuencia, las neuronas comienzan a transmitir información junta en una secuencia rápida e interconectada. Una vez en marcha el primer pensamiento, toda la secuencia se activa.

El piloto automático es ideal para la conducción de un coche, pero no tan buena para el funcionamiento emocional. Por ejemplo, puedes tener un miedo profundo de acercarte a la gente porque fuiste maltratado cuando eras niño. Para aprender a amar, es necesario tomar conciencia de toda la secuencia negativa y cómo sesga tus percepciones, etiquetar estas reacciones como pertenecientes al pasado y volver a centrar tu mente en la experiencia del momento presente. Con el tiempo, puedes comenzar a cambiar el cableado de tu cerebro para que tu corteza prefrontal (el centro ejecutivo, responsable de la fijación de metas, planificación y ejecución), sea más capaz de influir y apagar su disparador rápido de la amígdala basada en el miedo (el centro de control de la emoción). Esto es exactamente lo que los estudios de imágenes cerebrales sobre los efectos de la atención plena terapia han demostrado.

Paso 6 para controlar la mente: práctica la auto-compasión

El pionero de la investigación auto-compasión, el Dr. Kristin Neff , describe este concepto como "la manera más sana de relacionarse con uno mismo." Y eso es exactamente lo que es. Si bien no podemos cambiar fácilmente los sentimientos a nivel intestinal y reacciones que nuestras mentes y nuestros cuerpos producen, podemos cambiar la forma en que respondemos a estos sentimientos. A la mayoría de nosotros se nos enseñó que los sentimientos son signos de debilidad y que deben ser escondidos a los demás a toda costa". Este sentido común de la filosofía estaba totalmente equivocado. Autores, como el Dr. Brene Brown, nos proporcionan un convincente argumento, basado en la investigación, en el que expresar tu vulnerabilidad puede ser una fuente de fortaleza y confianza, si se gestiona adecuadamente.

Cuando juzgamos nuestros sentimientos nos perdemos el contacto con los beneficios de esos sentimientos. Son valiosas fuentes de información sobre nuestras reacciones a los acontecimientos en nuestras vidas y nos pueden decir qué es lo más significativo e importante para nosotros. Las emociones son señales que nos dicen cómo hacer para llegar a la comodidad o cómo sacar tiempo para descansar y reponernos. En lugar de criticarnos a nosotros mismos, podemos aprender nuevas formas de apoyarnos en nuestro sufrimiento. Busca deliberadamente experiencias internas y externas que te traigan alegría, recuerdos de momentos felices con las personas que amamos, la belleza de la naturaleza, la expresión creativa. Conectarte con estos recursos puede ayudarte a lidiar con los sentimientos difíciles sin dejar de estar conectado a tierra en el presente.

Resumen

Para ser un dueño exitoso de la propia mente, es necesario escuchar, conocer a tu empleado, reconocer su contribución, darse cuenta de cuál es su naturaleza, hacer las paces con ella, poner en práctica un programa de desarrollo de reentrenamiento y tratarla con amabilidad. Te pagará con toda una vida de felicidad y servicio a los objetivos que más valoras.



.


El Poder de Tu Mente

Leonardo Ferrari


Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti

Descargar Demo Libro en PDF



En la primera parte, aprenderás todo sobre el autocontrol.

La concentración mental, las técnicas de respiración para calmar la mente, la relajación y la meditación ya no tendrán secretos para ti.

Mediante unas técnicas probadas, con el poder de tu mente lograrás eliminar los problemas de sueño, dormirás mejor, y una vez dormido, a controlar y programar tus sueños.

Tendrás un buen conocimiento sobre programación neurolingüística que te permitirá modificar la conducta propia y la de los demás.

Además, conocerás a otra gran desconocida: la inteligencia emocional. Sólo con estos conocimientos es suficiente para seguir elevando tu mente durante toda tu vida.


En la segunda parte, conocerás y practicarás muchos aspectos de tu cerebro y de tu mente.

¿Sabías que no son lo mismo mente y cerebro? ¿Sabes cómo funciona el cerebro y sus efectos en tu mente?

También aprenderás a dibujar mapas mentales que te permitirán un mejor aprendizaje y más claridad mental.

Además, hay 15 técnicas probadas para desarrollar la creatividad.

Lograrás autohipnotizarte y conocerás las nociones básicas de la hipnosis.

Siguiendo esta línea, y con muchos ejemplos para practicar, sabrás cómo trabaja el inconsciente.

Hay dos capítulos más que previenen sobre la comunicación subliminal y la manipulación mental.

Por último, varias técnicas para mejorar tu memoria y acelerar tu capacidad de aprendizaje.


El libro es eminentemente práctico con ejemplos sencillos y claros para cada tema.

Sencillo, fácil y explicado con ejemplos

Lo lees y ya lo practicas

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


-???- | -???-